9.1 C
Resistencia
domingo, agosto 1, 2021
InicioInternacionalSin precedentes: el Vaticano rechaza una ley que defiende a los homosexuales...

Sin precedentes: el Vaticano rechaza una ley que defiende a los homosexuales en Italia

En un acto sin precedentes en la historia de las relaciones entre Italia y la Santa Sede, que firmaron un concordato en 1929, el Vaticano reclamó por canales diplomáticos la reforma de la ley contra la homofobia que discute el Parlamento de Roma.

Se trata de una acción que puede producir conflictos políticos serios porque los partidos derechistas se oponen al proyecto de ley presentado por el diputado del partido Democrático de centroizquierda Alessandro Zan, ya aprobado por esa Cámara por 265 votos a favor y 193 en contra.

El proyecto se encuentra desde entonces en el Senado, donde se ha encendido un debate muy tenso por la oposición rabiosa de los partidos de derecha.

El Corriere della Sera, principal diario italiano, publicó este martes todos los detalles del conflicto planteado por el Vaticano a Italia.

El “ministro” de Relaciones Exteriores del Papa Francisco, monseñor Paul Richard Gallagher, británico, presentó el jueves pasado en la embajada de la Santa Sede ante Italia una “nota verbal” en la que el Vaticano pide formalmente al gobierno de Roma que modifique el proyecto de ley.

Decisión inédita

El Vaticano nunca había intervenido mientras se discute en el Parlamento una futura ley italiana.

En el texto se afirma que “algunos contenidos actuales del proyecto legislativo que examina el Senado reducen la libertad garantizada a la Iglesia” , incluidos en el artículo dos del acuerdo de revisión del Concordato.

Esos párrafos se refieren a “la libertad de organización de público ejercicio de culto, de ejercicio de magisterio y del ministerio episcopal”.

Además da garantías “a los católicos y sus asociaciones y organizaciones para la libertad de reunión y manifestación del pensamiento”.

Contra las agresiones a homosexuales y trans

El proyecto de ley Zan persigue las agresiones y todo tipo de ataques contra los homosexuales y los transexuales.

El reclamo del Vaticano apunta sobre todo a las escuelas católicas privadas, que no quedarían eximidas de organizar actividades durante la futura Jornada Nacional contra la Homofobia.

También manifiesta temor que la ley agreda la libertad de pensamiento de los católicos hasta con posibles consecuencias judiciales.

Ya en dos ocasiones en el último año la Conferencia Episcopal Italiana de más de trescientos miembros se opuso al proyecto de ley Zan.

Las agresiones contra homosexuales y transexuales, incluidos asesinatos además de palizas graves, son prácticamente cotidianos en Italia.

La Iglesia sostiene que “una ley que pretende combatir la discriminación no puede y no debe perseguir ese objetivo con la intolerancia”.

El proyecto de ley apoyado por los partidos de centroizquierda amplía los delitos individualizados en el Código Penal, que castigan los llamados crímenes contra la igualdad y prevén una tutela específica para las categorías de personas víctimas agresiones de odio contra lo que son y no contra lo que hacen.

La iniciativa agrega a los delitos ya mencionados en el código penal la discriminación por motivos “fundados en el sexo, el género y la orientación sexual”.

Otro punto que es objeto de críticas por parte del Vaticano se refiere a la identidad de género, definida en el artículo primero del proyecto Zan con “la identificación percibida y manifestada de sí, en relación con el género aunque no corresponda con e el género”.

O sea que una persona transgénero, aunque no obtuvo aun el cambio de género en los documentos, puede ser objeto de discriminacion y violencias en cuanto tal.

Los partidos de derecha sostienen que para la identidad de género basta la referencia al sexo biológico.

Agresiones por odio sexual

Un proyecto de ley del líder de las derechas, Matteo Salvini, prevé un castigo por el agravante homofóbico, pero no incluye los casos de transfobia, que se han hecho habituales en las agresiones por odio sexual.

El proyecto Salvini es acusado de no ofrecer ninguna protección a los transexuales.

El líder del partido Democrático Enrico Letta, católico, declaró: “Nosotros sostenemos la ley Zan y naturalmente estamos disponibles al diálogo”. Letta señaló que se trata “de una ley de civilización”.

El autor del proyecto, diputado Alessandro Zan, señaló que “en la Cámara de diputados hemos escuchado siempre con atención todas las preocupaciones. El texto no limita en algún modo la libertad de expresión ni la libertad religiosa. Y respeta la autonomía de todas las escuelas”.

Por su parte el líder derechista Salvini dijo que el parate y revisión de la ley Zan cuenta con su aprobación.

Pero se mostró de acuerdo con el diálogo de todos los sectores. “No hay que cancelar la libertad de opinión, pero también tutelarla de agresiones y discriminaciones”, concluyó.

NOTICIAS RELACIONADAS