24.1 C
Resistencia
miércoles, octubre 20, 2021
InicioEntretenimientoPor qué se celebra hoy el Día Internacional del Rock

Por qué se celebra hoy el Día Internacional del Rock

Hacia mediados de los 80, el rock (así a secas para que quede claro que se habla de una cultura y todas las variantes sonoras que engloba) vivía uno de sus mejores momentos a nivel de ventas y de visibilidad. Por supuesto que el eterno debate de cuál es el mejor año de su historia en cuanto a lanzamientos tendrá en finales de los 60 y principios de los 70 sus principales candidatos. Pero hacia la década del 80, sobre todo con la explosión de MTV, el rock vivía su gran salto hacia el consumo de masas. El Día Internacional del Rock, de hecho, le debe su marca en el calendario a un evento realizado el 13 de julio de 1985: el Live Aid.

Organizado por el cantante y activista político Bob Geldof, el Live Aid se llevó a cabo en formato de dos conciertos simultáneos. Uno en el Estadio Wembley de Londres y el otro en el John F. Kennedy Stadium de Filadelfia. El objetivo del festival, que tenía como objetivo recaudar dinero contra la hambruna en países africanos como Somalia y Etiopía, ubicados en la región geográfica por entonces conocida como “El cuerno de la pobreza”. Artistas como Queen, U2, Eric Clapton, The Who, Paul McCartney, Led Zeppelin, David Bowie, entre otros, participaron de este acontecimiento que, además, se transmitió vía satélite para todo el mundo y fue visto por 3000 millones de personas alrededor del mundo.

Entre la gran artillería de nombres destacados (y taquilleros), el nombre de Phil Collins se destacó por ser el único que tuvo doble participación. Y en las dos locaciones distintas. Para lograrlo, el dispositivo que tuvo a su cargo fue digno de una estrella de rock. Tocó primero en Wembley como solista y como baterista de Eric Clapton, viajó en avión hasta Londres; desde ahí voló en un Concorde hasta Nueva York, primero y en helicóptero hasta Filadelfia, después, para volver a tocar como solista y también como baterista de la fugaz reunión de Led Zeppelin (John Bonham, baterista del grupo, había fallecido en 1980). En el vuelo de Londres a Nueva York, Phil Collins se encontró con Cher, que desconocía que se estaba llevando a cabo el Live Aid y gracias al encuentro en el avión se unió a la iniciativa apareciendo en “We Are The World”, la canción celebratoria que grabaron decenas de artistas para apoyar la causa.

Pero si a alguien le sirvió de consagración el festival benéfico fue a Queen. La banda liderada por Freddie Mercury brindó allí lo que para muchos fue el mejor show de su carrera (y por eso el lugar especial en la exitosa biopic del cantante, Bohemian Rhapsody: la historia de Freddie Mercury), con un concierto de siete temas y a lo largo de 20 minutos, pusieron a todo el estadio (y el mundo) a cantar “Radio Gaga”, “We Are The Champions”, We Will Rock You” y “Bohemian Rhapsody”.

1985 no habrá sido un año excepcional para el rock (de hecho la década del 80 suele ser bastante resistida por la doxa) pero, casi como una paradoja, el rock le debe su Día internacional no a un hecho artístico relevante sino a un evento masivo. Eso sí, con fines benéficos y resultados récord. La recaudación del Live Aid superó los 100 millones de dólares y el concierto fue retransmitido en directo vía satélite en más de 72 países.

NOTICIAS RELACIONADAS