28.1 C
Resistencia
miércoles, octubre 20, 2021
InicioDeportesMaradona y el gol más emotivo y gritado de la historia

Maradona y el gol más emotivo y gritado de la historia

Dicen que cuando uno recuerda qué estaba haciendo o dónde se encontraba al ocurrir determinado suceso, es justamente porque ese acontecimiento fue histórico, que conmovió al mundo por un motivo de alegría, de tristeza o de preocupación. El gol de Maradona a los ingleses es mucho más que eso porque definitivamente trascendió las generaciones que ni siquiera estaban a punto de nacer en aquel junio del 86.

Porque nunca un gol pudo tener tantas miradas, tantas conclusiones, tantos análisis, tanto simbolismo, tantos premios, tanto arte. Y si encima, los 35 años de aquella maravilla llegan justo cuando es la primera vez sin Diego, la emoción vuelve a ganarse el primer lugar que tuvo en el Azteca. Encabezando el ranking de goles más gritados de la Selección, con otros como el de segundo de Kempes a Holanda o el de Cani a Brasil en Italia 90.

Cuando de fútbol se discute, los debates se repiten. En este caso, no hay discusión, no hay grieta. La subjetividad se transforma en objetividad al instante. Porque las síntesis de todas las escuelas futbolísticas están resumidas en esa corrida y todas juntas. No hay bilardismo, ni menottismo. Ni Guardiolas ni Mourinhos. Hay belleza, hay potencia, hay sentido táctico, hay compañeros que le sacan marcas, hay estética, hay buen gusto y hay, por sobre todo las cosas, un gol. Un golazo que no tiene fecha de vencimiento.

Seis años antes, en Wembley, Diego les había hecho una jugada similar a los ingleses pero a la hora de la definición final prefirió tocársela a un costado que eludir al arquero. Ese “error” le quedó en algún lado retenido, como si fuera una alarma que sonaría en su chip ante una situación similar. La mayoría de los futbolistas difícilmente se encontrarían con una chance de ese tipo. La mayoría no es Maradona.

Los más jóvenes tendrán sus propios ídolos y serán a los que menos les importe comparar a Messi con Diego. Pero sí tienen presente que una vez, el fútbol quedó resumido en poco más de 10 segundos y en 52 metros de pura gambeta en México 86. Aunque no lo hayan podido gritar en directo.

 

NOTICIAS RELACIONADAS