24.1 C
Resistencia
miércoles, octubre 20, 2021
InicioDeportesEl Rojo no pudo con Santos

El Rojo no pudo con Santos

Fue una derrota que lastimó. Una caída que dejó en jaque uno de los principales objetivos de Independiente en el semestre. El equipo de Julio César Falcioni comenzó la segunda mitad del año con un duro golpe ante Santos, en Vila Belmiro. Se trata de un resultado que no será fácil de remontar ya que el Rojo no logró convertir en condición de visitante, por lo que un grito de los brasileños en Avellaneda obligará a los dirigidos por el Emperador a tener que convertir tres para avanzar a los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Luego de un primer tiempo signado por la paridad, en el que hubo aproximaciones pero escasas situaciones claras de gol, Independiente se desmoronó en el comienzo de la segunda etapa. El Rojo sufrió ante el escaso compromiso y la falta de oficio de Sebastián Palacios, Alan Velasco y Andrés Roa para ubicarse por detrás de la línea de la pelota y contener en aquellos lapsos en los que Santos salió a arrinconar.

Si bien Domingo Blanco fue voluntarioso, Lucas Romero quedó muy solo a la hora de recuperar la pelota y es por eso que el conjunto argentino quedó partido. Los brasileños sacaron provecho de esos espacios ya que la mitad de la cancha fue una zona de tránsito libre. Marcos Guilherme y Marinho, futbolistas veloces y con buena técnica, explotaron las espaldas de los volantes externos del equipo visitante para generar peligro.

Quedó la sensación de que Falcioni demoró demasiado los cambios cuando Independiente no lograba recuperar, una situación que fue aprovechada al máximo por Santos. De hecho, el Rojo caminó por la cornisa desde varios minutos antes al gol de Kaio. Antes de esa acción, Sebastián Sosa tuvo que exhibir sus reflejos para ahogarles los gritos a Guilherme, Pirano y Marinho.

Una vez en desventaja, el Rojo se adelantó en el campo y tuvo varias ocasiones para lograr el empate. Los futbolistas de Independiente fueron por el gol de visitante que les hubiese traído algo de tranquilidad y quedó en evidencia que Santos es un conjunto que tiene dos caras: es peligroso cuando ataca, pero tiene serios problemas defensivos.

El medio fue una autopista sin peajes para ambos equipos. Y es por eso que los brasileños sufrieron cuando los de Avellaneda fueron con determinación por la igualdad. Silvio Romero y Andrés Roa exigieron al arquero Joao Paulo con remates peligrosos.

El Chino ejecutó un gran tiro libre que por muy poco no terminó en la red. Y en la agonía del encuentro, Jonathan Herrera no logró terminar bien un contragolpe que podría haber sido fatal para el Peixe.

Independiente pagó un precio alto por los minutos en los que se quedó sin oxígeno. Y fue floja la tarea de un Velasco que debía armar juego y se lo vio displicente. La revancha será el jueves y la serie está abierta, pero no será sencillo dar vuelta la historia.

NOTICIAS RELACIONADAS