16 C
Resistencia
lunes, agosto 8, 2022
InicioTecnologíaDetectaron una señal de radio que llega desde otra galaxia

Detectaron una señal de radio que llega desde otra galaxia

Astrónomos del Instituto Tecnológico de Massachuesetts (MIT), junto a especialistas de otros centros de investigación, detectaron señales de radio en el espacio exterior, que provendrían de una galaxia situada a millones de años luz de la Tierra.

 

Según publicó la revista Muy Interesante en su web, en base a un estudio difundido por la revista Nature, la señal captada fue clasificada como una ráfaga de radio rápida (FRB), lo cual significa que se trata de una ráfaga intensamente fuerte de ondas de radio cuyo origen astrofísico es desconocido.

 

Las FRB suelen durar pocos milisegundos, pero lo curioso de este caso es que esta señal persiste hasta tres segundos, es decir, 1.000 veces más que la media de las FRB. El equipo de investigadores detectó ondas de radio que se repiten cada 0,2 segundos y se presentan con un patrón periódico, similar al latido de un corazón.

 

La señal FRB 20191221A, tal como fue etiquetada por los científicos, es la de mayor duración en su tipo y la que posee el patrón periódico más claro que se ha detectado en toda la historia de la investigación espacial.

 

Asimismo, se desconoce el origen de esta nueva señal descubierta, aunque los astrónomos creen que podría provenir de un pulsar de radio o magnetar. Estos son tipos de estrellas de neutrones, núcleos colapsados de estrellas gigantes muy densos y que giran a gran velocidad.

 

“No hay muchas cosas en el universo que emitan señales estrictamente periódicas. Los ejemplos que conocemos en nuestra propia galaxia son los púlsares de radio y los magnetares, que giran y producen una emisión similar a la de un faro. Y creemos que esta nueva señal podría ser un magnetar o púlsar con esteroides”, afirmó Daniele Michilli, una de las autoras del MIT, según publicó el sitio DW.

 

La diferencia principal entre las emisiones de radio que emanan los pulsares y magnetares de la Tierra y la FRB 20191221A, es que esta última es más de un millón de veces más brillante. “Por las propiedades de esta nueva señal, podemos decir que alrededor de esta fuente hay una nube de plasma que debe ser extremadamente turbulenta”, subrayó Michilli, en relación a las diferentes FRB que han sido detectadas por el radiotelescopio del Experimento Canadiense de Mapeo de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME), a lo largo de los años.

 

El paso siguiente de los investigadores será tratar de detectar más señales periódicas que procedan de la misma fuente de donde llega la FRB 20191221A, porque podrían utilizarse como un reloj astrofísico. De esta manera, si se obtienen datos acerca de la frecuencia de los estallidos de las señales o cómo cambian a medida que la fuente se aleja de la Tierra, se podrían usar para medir el ritmo de expansión del Universo.

NOTICIAS RELACIONADAS