15.1 C
Resistencia
sábado, julio 2, 2022
InicioInternacionalDeclararon culpable de estafa a Elizabeth Holmes, la multimillonaria más joven del...

Declararon culpable de estafa a Elizabeth Holmes, la multimillonaria más joven del mundo

Con su firma, Theranos, estaba llamada a revolucionar el cuidado de la salud. Ahora podría pasar 20 años tras las rejas.

A los 19 años, Elizabeth Holmes sentó las bases de su ambicioso emprendimiento, Theranos, una empresa de biotecnología que sedujo a Bill Clinton y Rupert Murdoch. Se convirtió en la multimillonaria más joven del mundo. Pero ahora, con tan solo 37 años, quedó a un paso de la prisión: este lunes fue declarada culpable por fraude en un tribunal de California, Estados Unidos, en un caso que conmueve a Silicon Valley.

Holmes es un ejemplo poco común en el mundo de los emprendedores tecnológicos, en un sector en el que abundan inversiones en promesas que no se materializan. Su caso colocó además una línea divisoria entre la innovación tecnológica y la deshonestidad criminal.

El jurado, compuesto por ocho hombres y cuatro mujeres, analizó su caso unas 50 horas a lo largo de una semana.

Finalmente, concluyó que Holmes era culpable en un cargo de conspiración y en tres de estafa por haber engañado a los inversionistas para colocar dinero en su startup, que prometía revolucionar los exámenes de sangre con herramientas más rápidas y económicas que las utilizadas por los laboratorios tradicionales.

Elizabeth Holmes (3ra) camina con su pareja y sus padres. Foto AFPElizabeth Holmes (3ra) camina con su pareja y sus padres. Foto AFP

El panel, sin embargo, eximió a la ejecutiva de otros cuatro cargos y no consiguió llegar a un acuerdo en relación a tres de las imputaciones que enfrentaba.

Holmes permanecerá en libertad, pero enfrenta la posibilidad de pasar años en la cárcel. Cada cargo puede acarrear una pena máxima de 20 años tras las rejas y una multa de unos 250.000 dólares. Además, se vería obligada a devolver el dinero a quienes hayan sido estafados.

La semana que viene se fijarán las condiciones de su fianza. Aún no fue definida la fecha de la audiencia en la cual se definirá su sentencia.

Auge de “la nueva Steve Jobs”

Las promesas de Theranos encumbraron a Holmes, a quien consideraron una visionaria y hasta la compararon con el fundador de Apple, Steve Jobs.

La empresa, decía, estaba llamada a revolucionar la industria de los exámenes de diagnóstico, con máquinas que podrían emitir rápidos resultados con apenas unas gotas de sangre, un proyecto que atrajo a inversionistas muy importantes y la hizo multimillonaria a los 30 años.

La empresaria Elizabeth Holmes llegó a amasar una fortuna de 3.600 millones de dólaresLa empresaria Elizabeth Holmes llegó a amasar una fortuna de 3.600 millones de dólares

Según la revista Forbes, Holmes llegó a amasar una fortuna estimada de 3.600 millones de dólares en 2014. En esa época era la millonaria más joven sin haber heredado una fortuna.

En Silicon Valley la consideraron la próxima figura del mundo de la tecnología. Recaudó millones de dólares de inversionistas que apostaron en su empresa, una lista que reúne a influyentes personalidades de los Estados Unidos.

A sus inversores los sedujo con informes que resaltaban las bondades de su emprendimiento. Los cuadernillos de Theranos incluían los logotipos de las empresas Pfizer y Schering-Plough, y elogios a la tecnología de su empresa para analizar exámenes de sangre.

Elizabeth Holmes supo estar entre las personas más adineradas de Estados UnidosElizabeth Holmes supo estar entre las personas más adineradas de Estados Unidos

Theranos atrajo a importantes figuras como el magnate de los medios Rupert Murdoch, el exsecretario de estado Henry Kissinger y el exsecretario de Defensa James Mattis. También recibió dinero del expresidente de los Estados Unidos Bill Clinton y del multimillonario mexicano Carlos Slim.

La nada inocente aparición de los logos de Pfizer y Schering-Plough, sin embargo, fueron el comienzo del fin.

Caída de Holmes

Su imperio se derrumbó cuando el diario The Wall Street Journal denunció en un informe que sus máquinas no cumplían con la funcionalidad prometida y que la ejecutiva podría haber engañado a inversionistas y pacientes.

Ninguno de los gigantes farmacéuticos había autorizado el uso de sus logos. El traspié fue la pieza clave en los argumentos de la Fiscalía: Holmes deliberadamente habría intentado aumentar de esa manera la credibilidad de Theranos para ganar respaldo financiero.

Kissinger, Mattis y Murdoch estaban en la lista de testigos del juicio. La defensa eligió convocar solamente a Holmes. Argumentó que ella creyó en Theranos: dijo que trabajó intensamente en el proyecto, pero que falló en el intento.

Holmes también responsabilizó a su exsocio y exnovio Ramesh “Sunny” Balwani, un empresario casi veinte años mayor que ella. Él era su mano derecha en Theranos.

Elizabeth Holmes en el juicio en California. Foto Vicki Behringer/ReutersElizabeth Holmes en el juicio en California. Foto Vicki Behringer/Reuters

Al borde de las lágrimas, la estadounidense le aseguró al jurado que Balwani la maltrató y la obligó a tener relaciones sexuales, acusaciones que él refutó. A Balwani le espera otro juicio por su papel en la compañía, cuyos cargos rechaza.

El caso generó repercusión en Estados Unidos, por colocar en el banquillo de los acusados a una figura del mundo de la tecnología y por ubicar en la mira la ambiciosa cultura de los emprendedores de Silicon Valley.

“Finge hasta que lo consigas” (“fake it till you make it”) es el mantra del mundo tech. Es también uno de los más repetidos clichés de las nuevas empresas: convencer a la gente de invertir enormes cantidades de dinero con la esperanza de que un día alcanzarán el éxito prometido.

Ese camino llevó al éxito a un puñado de emprendedores. A Holmes podría depositarla en prisión.

NOTICIAS RELACIONADAS