13 C
Resistencia
lunes, octubre 25, 2021
InicioEntretenimientoChano Moreno Charpentier habló con Jorge Lanata sobre su dura internación: “Lloraba...

Chano Moreno Charpentier habló con Jorge Lanata sobre su dura internación: “Lloraba estando intubado”

Santiago “Chano” Moreno Charpentier habló con Jorge Lanata sobre su internación, primero en el sanatorio Otamendi y luego en un centro terapéutico, tras el violento episodio en el que recibió un disparo de parte de un policía.

El cantante fue entrevistado en un estudio de radio armado en la casa del conductor de Lanata sin filtro. El periodista mantiene una relación de amistad con el músico y fue a verlo durante su convalecencia en el Otamendi.

“Me voy mañana del centro de internación donde estuve poco más de dos meses. Me estabilicé un montón, lo necesitaba, soy medio bipolar, y ahora estoy en una fase de felicidad. Fue muy bizarro estar internado”, empezó Chano quien, además, contó que no tiene recuerdos del trágico hecho, que lloraba mientras estaba intubado y que fue su madre quien le salvó la vida.

“La enfermedad está aún sin consumir. Te obsesionás con las personas, con la comida, con los lugares. Hay gente que puede parar, y hay personas que viven de manera compulsiva sin darse cuenta que tienen una enfermedad”, dijo el ex Tan Biónica durante una charla que duró más de 45 minutos sin tanda publicitaria.

“Esta enfermedad no solo me permitió tratar los síntomas que son negativos, sino también conocerme”, expresó, y añadió: “La enfermedad que tengo es la obsesión y la compulsión. Yo desde chico tengo esta enfermedad, nunca pude comer dos galletitas, la enfermedad se manifiesta con la comida y con la ansiedad, y la parte espiritual de la enfermedad es el egocentrismo”.

“Dicen que los adictos que consumimos estamos condenados a las cárceles, los hospitales y la muerte. Y que sin consumo, estamos condenados al éxito”, sumó entre risas, y siguió hablando sobre su situación previa al hecho médico policial: “Tengo 40 años, cuando consumía quedaba muy mal. La última vez tuve un brote, no me acuerdo nada de lo que pasó”.

“Para mí, el consumo era muy triste, no era social, necesitaba estar solo, estaba paranoico, solo en casa, iba a consumir llorando, llamaba al dealer llorando. Cuando estás en el consumo es muy difícil, generalmente parás con una tocada de fondo”, consideró y volvió sobre el episodio, ocurrido el 25 de julio pasado, cuando recibió un disparo en el abdomen.

“No me acuerdo de nada. Me despierto atado en el Otamendi. Pedía que me suelten. Me fueron dando medicación. Me acuerdo que mi hermano vino a contarme lo que pasó. No lo creía, pensé que era algo que me decían para que pare de consumir”, detalló. “Me contaron la secuencia de cuando me pegaron un tiro. Mi médica estuvo cerca mío, se llama Mariana, me contaron que estaba intubado, y que lloraba. Lloraba estando intubado”, agregó.

“Cuando dejo de consumir tengo vínculos alucinantes. Soy una buena persona. Está mal que lo diga yo, pero no tengo relaciones conflictivas cuando no consumo. Mi relación con el consumo es una pulsión de mi cabeza, ya me conozco”, dijo y recordó que, cuando trabajaba de camarero, hacía cálculos con la propina y llamaba al dealer para comprar drogas: “Terminaba duro sin poder hacer nada”.

En ese punto, Lanata le preguntó si había sentido miedo luego del episodio donde resultó gravemente herido, pero él insistió en que no recuerda “nada”. “Después sí, en el Otamendi. Estaba muy sensible. Me estaban sacando una medicación super fuerte. Siempre estuve acompañado por un enfermero”.

“¿No es muy rápido que salgas a tocar de nuevo?”, le preguntó el conductor en relación a los tres conciertos que dará en el Luna Park. “Tratá de no hacer prensa, porque te enganchás en un carrusel”, le aconsejó Lanata.

“Puede ser… Ya toqué muchas veces en el Luna Park, tengo el ejercicio de poder controlar la intensidad del show. Ni pregunté cuánto voy a cobrar. No me interesa alimentar mi ego. Ya me acostumbré a que todo un país me putee y a que todo un país me ame. Estoy re agradecido que me bancaron todas las que hice. No me funciona mentir, es mejor soltar, estoy agradecido. Y que todavía haya gente que quiera venir a verme”, respondió. Sobre las fechas en el Luna Park, agregó: “Me las voy a tomar como ir a una oficina, con la euforia controlada. Es una bendición. Significa poder conectar con la gente”.

“Le hice una canción a mi mamá. Cuando te internás empezás a buscar a tus amores, es romántico extrañar a alguien”, manifestó, y contó cómo fueron sus días en el centro de internación terapéutico de Boulogne: “Volví a rezar, me dijeron ‘hacete cargo de tu milagro’”.

Sobre su madre, Marina Charpentier, dijo: “Días antes del accidente, mi mamá me veía tirado en la cama. Entraba llorando a mi cuarto. Mi mamá me salvó la vida cuando me pegaron un tiro, yo me iba a morir peor”, finalizó.

NOTICIAS RELACIONADAS