17 C
Resistencia
viernes, septiembre 24, 2021
InicioCoronavirusBiden dice que publicará los resultados del informe sobre el origen de...

Biden dice que publicará los resultados del informe sobre el origen de COVID

Se lo dijo a periodistas, aunque agregó: “a menos que haya algo que desconozca”.

El presidente Joe Biden dijo que esperaba dar a conocer los resultados de un informe de inteligencia sobre el origen de la pandemia de coronavirus, incluso cuando los funcionarios de la administración dijeron que era probable que la investigación se extendiera más allá del plazo inicial de 90 días.

Biden anunció el miércoles que había ordenado a la comunidad de inteligencia que emprendiera un nuevo examen sobre la procedencia del coronavirus y dijo que algunas agencias de inteligencia creen que lo más probable es que se haya creado de forma natural, mientras que al menos otra se inclina por la teoría de que se filtró accidentalmente desde un laboratorio en China.

Investigadores de la Organización Mundial de la Salud llegando al Instituto de Virología de Wuhan en febrero. Foto Hector Retamal/Agence France-Presse - Getty Images

Investigadores de la Organización Mundial de la Salud llegando al Instituto de Virología de Wuhan en febrero. Foto Hector Retamal/Agence France-Presse – Getty Images

Justo antes de embarcar en el Air Force One para viajar a Ohio, se le preguntó a Biden si tenía previsto publicar el informe de los servicios de inteligencia sobre los orígenes del coronavirus.

“Sí”, dijo Biden a los periodistas, “a menos que haya algo que desconozca“.

En una declaración el jueves, Amanda Schoch, portavoz de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, dijo que las agencias de inteligencia se habían reunido en torno a los dos escenarios probables, pero hasta ahora no hay evaluaciones de alta confianza sobre los orígenes del virus.

“La comunidad de inteligencia de Estados Unidos no sabe exactamente dónde, cuándo o cómo se transmitió inicialmente el virus COVID-19”, dijo Schoch.

Aunque la comunidad de inteligencia está compuesta por 18 agencias, sólo unas pocas han sido protagonistas en la evaluación del probable origen del virus.

La mayor parte de la comunidad de inteligencia en general, incluidas la CIA y la Agencia de Inteligencia de Defensa, cree que todavía no hay suficiente información para sacar una conclusión, incluso con poca confianza, sobre los orígenes.

La comunidad de inteligencia “sigue examinando todas las pruebas disponibles, considerando diferentes perspectivas, y recogiendo y analizando agresivamente nueva información para identificar los orígenes del virus”, dijo Schoch.

Biden estableció un plazo de 90 días para un informe de la Oficina de la Directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines.

Aunque su oficina entregará un informe antes de la fecha límite, los funcionarios dijeron que es probable que el trabajo continúe después de ese período de tres meses.

Algunos funcionarios de los servicios de inteligencia afirman que son los científicos, y no los espías o analistas, quienes probablemente saquen conclusiones definitivas sobre los orígenes del virus.

La recopilación de información de China y la colaboración con los servicios de inteligencia podrían ayudar a ese esfuerzo científico, pero es poco probable que se descubra algún tipo de arma humeante.

Hasta ahora, según tres funcionarios, no se han interceptado comunicaciones chinas que aporten pruebas sólidas de una filtración en el laboratorio.

La recopilación de la llamada inteligencia de señales -comunicaciones electrónicas o llamadas telefónicas- es notoriamente difícil en China.

El esfuerzo por descubrir los orígenes del coronavirus comenzó hace más de un año durante la administración Trump.

Pero algunos funcionarios desconfiaron de los motivos del presidente Donald Trump, argumentando que su interés en los orígenes de la pandemia era para desviar la culpa del manejo de la epidemia por parte de su administración o para castigar a China.

Los funcionarios actuales dicen que el objetivo central del nuevo impulso de inteligencia es mejorar los preparativos para futuras pandemias.

El mensaje de Biden del miércoles fue calibrado para intentar no cerrar la puerta a una futura cooperación con China.

La frustración de la Casa Blanca con China ha aumentado tras su anuncio esta semana de que Beijing no participaría en investigaciones adicionales de la Organización Mundial de la Salud.

Pero el gobierno de Biden no está tratando de aislar a China; en cambio, está tratando de caminar por una cuidadosa línea entre presionar a Beijing para que coopere y demostrar que, en ausencia de esa cooperación, Estados Unidos intensificará su propia investigación.

NOTICIAS RELACIONADAS